yo lo que quería decir...

es que paremos de despedirnos y nos hagamos amigos.
no lo quería decir antes de firmar la última de las libretas porque me parece que es una declaración fuerte y en el ámbito de una relación docente-estudiantes, puede sonar hasta demagógico.
el "que no se corte" lo primero que logra, es que se corte.
ni lo digamos.

la vida es así.
algunos se irán por su camino, y está bien. no se puede sostener todo, porque sostener todo forever es falso. aca y en la familia y en el amor, y con los amigos de la infancia: uno crece, y cuando uno crece camina, y cuando uno camina, cambia. no todo puede sostenerse en la eternización de la foto de un viaje de egresados.
es bueno saber llegar, y también es bueno saber irse.
pero con un poco de amor en la mirada, todos los años pueden ser un descubrimiento de personas hermosas.

seguro que no todos nos quedaremos pegados con todos, seguro que nos pegaremos a otra gente, seguro que nada es para siempre. pero el tiempo compartido y todo lo aprendido y amado, no se borran nunca, aunque uno mañana se vaya a la china. todo lo vivido es un tatuaje.

para mi somos como planetas, que en sus órbitas inmensas por espacios infinitos, de a ratos coinciden, por más o menos tiempo, sobre una trayectoria. yo digo que los que queramos compartir cosas, nos acompañemos hasta donde la órbita solita se abra.

sinceramente puedo decir con gran alegría que tengo grandes amigos que han sido mis estudiantes.
y es que, haciendo autocrítica como docente, me falta un poco la distancia apropiada, pero ojalá nunca la encuentre. es lindo que no nos den ganas de despegarnos.
por ahi es que cada uno encuentra con quien dialogar y donde, y donde poner su corazón; y como yo no soy tan dada a la adultez, creo que lo que me pasa es que prefiero orbitar con sus cabezas frescas.

al final esto de vivir tiene mucho que ver con reirnos cada día, laburar cada día, y aprender a mirar con dulzura dentro de los otros, y dejarse mirar a su vez. no siempre estar de fiesta, porque la vida no es una fiesta eterna, a veces se lucha cuando la ocasión lo amerita. no siempre estar de seriedad con un palo ensartado, con perdón de la palabra orto, porque a veces también hay que saber ser un idiota.

lo que quiero decirles, digamos, es que son linda gente, y que miro con alegría desde mi lugar el corazón grande que tienen y los lazos hermosos que formaron entre algunos, y como grupo.
el resto de lo que quiero decirles se los digo del otro lado del instante en que se firme la última libreta, cuando ya no sea más la profe, asi no suena tan estúpido.

5 comentarios:

  1. "para mi somos como planetas, que en sus órbitas inmensas por espacios infinitos, de a ratos coinciden, por más o menos tiempo, sobre una trayectoria. yo digo que los que queramos compartir cosas, nos acompañemos hasta donde la órbita solita se abra."

    siempre pienso en lo loco que es que todos nosotros, tanta gente, hayamos llegado al mismo punto, generando algo (por lo menos para mi) bastante intenso.

    eso solo, el resto el 5, gracias

    ResponderEliminar
  2. caro tenes la sensibilidad de todos los colores que adornan una caja de acuarelas.
    sos una persona hermosa que me enseño muchas cosas.

    te quiero mucho, gracias por tus palabras. :)

    ResponderEliminar
  3. como siempre leo todo tarde, ja.
    Conocí muchas personas en mis jóvenes 30 años/ 24/22..je... muchos muy avilés, otros muy inteligentes, sensibles, decididos...etc.

    Pero pocas personas conocí con la luz que irradias vos caro, eso es un don de Dios, saber valorar y hacer sentir especiales a los demás, eso es un Don.
    El resto el 5... :)

    ResponderEliminar
  4. Que lindo este post.
    Yo pensaba algo parecido, fuimos un grupo hermoso, con unos docentes divinos y que es algo que no sabemos si se vuelve a encontrar. Capaz algunos se corten, capaz otros no, pero esta cursada es un recuerdo imborrable del cual me llevo conocimientos pero lo mas importante, haber conocido gente hermosa!

    ResponderEliminar
  5. hace no mucho tiempo hablaba con una amiga de cuanta falta nos hacia conocer personas "humanas", que pensabamos era algo que escaseaba.
    y en realidad ahora caigo que no es que escasean sino que es difícil verlas. y ese el don que tiene caro, sacar el polvo de arriba de las personas y dejar que se vea su alma.

    ResponderEliminar