lawrence

y como lo prometido es deuda, va para ana un poema de d.h. lawrence sobre los elementos, y algunos de yapa.

ELEMENTAL

¿Por qué la gente no deja de ser atractiva
y de pensar que es atractiva, y de querer ser atractiva,
y comienza en cambio a ser más elemental?

Puesto que el hombre está hecho de los elementos
fuego, y lluvia, y aire, y tierra viva
y ninguno de éstos es atractivo
sino elemental,
está desequilibrado al lado de los ángeles.

Quisiera que los hombres recobraran su equilibrio
entre los elementos
y fueran un poco más ardientes, tan incapaces de mentir
como el fuego.
Quisiera que fueran fieles a su propio
movimiento, como el agua,
que pasa todas las etapas de vapor, y río, y hielo
sin perder su naturaleza.

Estoy enfermo de las gentes atractivas;
de algún modo, son falsas.



------------------------------------------------------


SOMOS TRANSMISORES

Mientras vivimos somos transmisores de la vida.
Y cuando dejamos de transmitirla, la vida deja de fluir por nosotros.

Esto es parte del misterio del sexo, es un flujo hacia delante.
La gente asexuada no transmite nada.

Y si cuando trabajamos, podemos inyectar vida a lo que hacemos,
vida, más vida nos invade, nos inunda y compensa,
nos alista,
y vibramos con vida a través del curso de los días.

Aunque sólo fuera una mujer haciendo torta de manzana,
o un hombre creando una silla,
si la vida entra en la torta, buena es la torta
buena es la silla:
contenta la mujer, con fresca vida manando en su interior,
contento el hombre.

Da y te será dado
es todavía la verdad acerca de la vida.
Pero dar vida no es tan fácil.
No significa entregarla al primer miserable, o dejar que
los muertos en vida te devoren.
Significa propiciar el fuego de la vida donde no lo había,
aun cuando sólo fuera en la blancura de un pañuelo lavado.



----------------------------------------------------


LO QUE EL HOMBRE HACE

Cualquier cosa hecha por el hombre y hecha vívidamente
vive a causa de la vida depositada en ella.
En un metro de muselina de la India está la vida hindú.
Y una indígena navajo, tejiendo en su manta
la forma de un sueño,
tiene que dejar una pequeña brecha en ésta
para que su alma salga, y pueda luego
retornar a quien la hizo.

Pero en el singular diseño, deja sus huellas
como una serpiente las deja sobre la arena.

8 comentarios:

  1. el primero ya me puso la piel de gallina

    ResponderEliminar
  2. Uh uh, acá donde hay un espacio literario:

    Alguien leyó sobre Georges Perec y su libro "El Secuestro"?

    ResponderEliminar
  3. que lindas cosas dice... donde se pueden leer más (en castellano)?

    ResponderEliminar
  4. quería pegarles unos cuantos más aca pero no me deja...
    ufa.

    ResponderEliminar
  5. la busqué y dice que es una novela escrita sin la letra "a" (sin la e en la original), pero hay opiniones muy opuestas... vos la leíste?

    ResponderEliminar
  6. No, primeramente porque la original al estar en francés no tiene la letra E en realidad. Pero en el español la vocal más usada es la A. Por lo cual estarías leyendo un libro prácticamente distinto.
    Y segundo porque no es tan fácil de conseguir.

    ResponderEliminar
  7. ah... claro dicen que pierde un poco el sentido con la traducción

    ResponderEliminar